Descripción: La espiral áurea. Análisis del cuadro Las meninas, de Velázquez.

Velázquez. Las meninas. 1656. Museo del Prado. Madrid.

La perspectiva en el cuadro de Las Meninas se ve reforzada por el tratamiento que da Velázquez a la luz, hay unas figuras –la infanta y las meninas-, más iluminadas mientras otras pierden no sólo luz, sino también definición en los trazos como es el caso de Diego Ruiz de Azcona –de pie a la derecha-, cuyo rostro está a duras penas bosquejado. Parece que Velázquez no lo tenía en gran estima.

Después del estudio de la perspectiva en Las meninas, realizamos un nuevo acercamiento a la obra a partir de una idea planteada en el programa número 36 de Redes (TVE) dirigido por Eduardo Punset dedicado a la proporción áurea. En una de las secciones del programa dedicada a las ideas de Dalí acerca del cuadro de Las meninas, Rafael Pérez expone una interesante idea acerca a la forma en que el aire entra en la estancia. Si construimos un rectángulo áureo con el lado inferior del cuadro, el famoso aire de las pinturas de Velázquez entraría por la ventana que hay abierta por la derecha y la espiral podría describir la trayectoria que sigue hasta llegar a la paleta del pintor.

Aprovecharemos también para introducir otro elemento compositivo que encontramos en el cuadro y que ya vimos en El quitasol, aquí Velázquez introduce tres triángulos isósceles y semejantes

(1) Dibujamos un rectángulo según las proporciones áureas con uno de sus lados en el inferior del cuadro. A partir de ahora iremos quitando cuadrados para quedarnos con el rectángulo restante que también tiene la propiedad de ser áureo. A la vez iremos dibujando los arcos sobre los cuadrados eliminados para construir la espiral áurea.

(2) (3) y (4) Seguimos quitando cuadrados para construir la espiral

(5) En este paso la espiral áurea y con ella el aire que entra por la ventana de la derecha llegan a la paleta del pintor.

(6) Se han trazado tres triángulos semejantes que enmarcan las zonas centrales más iluminadas, el más grande recoge a la mayoría de los personajes (sólo faltan Nicolasillo y el propio pintor), el siguiente enmarca las tres figuras centrales: la infanta Margarita y las dos meninas: María Agustina Sarmiento a la izquierda e Isabel de Velasco a la derecha. Los triángulos son isósceles porque la inclinación de los cuerpos es parecida. El triángulo más pequeño es el que incluye a la infanta y a una de las meninas, encontramos una coincidencia con la espiral áurea trazada en los pasos anteriores: que su eje de simetría está situado sobre el primero de los segmentos verticales dibujados en la construcción (1) de la espiral áurea.

(Para ver la animación hay que desplazar el punto "paso" en la barra de la derecha.)