Descripción: La composición. Análisis del cuadro El descendimiento, de Van der Weiden.

Roger Van der Weiden. 1440. El descendimiento. Museo del Prado. Madrid

Es la tabla central de un tríptico del que han desaparecido las alas laterales. Es una pintura al temple en madera que representa a Cristo bajando de la cruz.

Los personajes son representados frontalmente y ajustados a un fondo muy estrecho formando un friso humano. Juan (de rojo y a la izquierda) y María Magdalena (a la derecha) tienen posiciones semejantes a ambos lados del cuadro componiendo una especie de paréntesis. En el centro la Virgen (de azul), que ha sufrido un desfallecimiento, tiene exactamente la misma posición que Cristo lo que significa que los dos sufren el mismo dolor.

(1). Marcamos un cuadrado en la región izquierda del cuadro.

(2). Dibujamos la circunferencia inscrita en el cuadrado.

(3). El pentágono inscrito en la circunferencia está señalado por los cuerpos de los personajes, especialmente los de Cristo, San Juan y la Virgen. El vértice superior coincide con el punto de corte de la diagonal marcada

(4). Repetimos una construcción semejante a la de los pasos 1, 2 y 3 para la región derecha del cuadro: cuadrado, circunferencia y pentágono. El papel de San Juan a la izquierda lo cumple ahora María Magdalena

(5). Se repite también en la parte superior del cuadro.

(6). El diámetro de la circunferencia y el arco marcados siguen las líneas de los cuerpos.

(Para ver la secuencia hay que pulsar los interruptores de la derecha.)